SH IG ZOOM temporada 2001.jpg
Buscar
  • sociedad haendel

SOBRE LAS BRUJAS Y EL PAPEL HISTÓRICO DE LA MUJER EN LA ROMA DE DIDO por Graciela Waingortin




La obra Dido de Virgilio (siglo I a.c.), está dentro del género de la poesía épica, en una época donde predominan en Roma obras dentro de este género que enjuician el poder. Desde sus orígenes la literatura latina fue consumida por las clases superiores, una élite que estaba compuesta en su totalidad por hombres, especialmente la obra de Virgilio seguía estando igualmente dirigida a una élite de romanos acomodados. El papel que la sociedad romana dejaba a la mujer no era muy favorable. Las mujeres debían estar siempre sometidas a la autoridad de un hombre, en el plano social y económico. El papel que debía desempeñar una mujer romana o griega para la sociedad era el de ser una esposa obediente, una administradora eficaz del hogar y, ante todo, madre; se esperaba que diese descendencia a la familia y al Estado dentro del matrimonio. No tenía derechos políticos y siempre debía estar bajo la tutela de un hombre en cuanto a lo económico y jurídico respecta. En definitiva, debía preocuparse del hogar, porque la vida pública era el lugar del hombre. La mujer que no contraía matrimonio y no tenía hijos era considerada un elemento desestabilizador. El ser mujer, bruja, extranjera y en relación con la magia, y la marginalidad, forma parte de la construcción de la otredad. Así muchos autores señalan a estos personajes magos o hechiceras en textos de la antigüedad como “extranjeros”. Atribuir el origen de la magia a culturas foráneas servía para explicar la extrañeza que causaba estas prácticas subversivas y amenazantes y marcar una distancia con respecto a ellas. Otros sostienen que la bruja es, ante todo, “antimadre, antiesposa y anticiudadana”. Además, afirman que “lo realmente peligroso no es que las mujeres se sirvan de la magia para infligir el mal, sino que al hacerlo evidencien una actitud de rebeldía frente al orden patriarcal establecido. Las mujeres buscan con la magia hacerse valer por encima de la voluntad de los hombres, es decir no se resignan a acatar decisiones tomadas por hombres. Esta rebelión se manifiesta en personajes desmesurados y sin autodominio, La repulsión moral que crea la mujer que se sirve de la magia se refleja en su físico, como demuestra la imagen deformada y grotesca de la bruja latina. El personaje conocido como bruja generalmente era el de una mujer de posición social humilde o de clase baja que tenía en la magia una manera de sobrevivir, habitualmente anciana y de carácter marginal, frecuentemente prostitutas, esclavas o mujeres en general. Purcell en los coros que las incluye las dibuja y define tal cual, como desmesuradas, gozosas del mal y por sobre todo con alto contenido de sarcasmo que se denota tanto en la letra como en la música. Dido como extranjera, pese a ostentar un cargo de poder como reina de Cartago, al enamorarse de Eneas, pierde el dominio de sí misma, no lucha por su deseo , sino que cumpliendo con el rol de genero descripto antes, se suicida por amor… Mientras Eneas personaje bastante desdibujado en esta obra, solo piensa en cumplir su rol de héroe. Abandona Cartago y se dirige a Roma.

6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo